sábado, 14 de julio de 2012

Melancolía




Un pelícano repleto de melancolía miraba el lago entre rugosos espinazos de madera que fueron una vez árboles.

3 comentarios:

  1. Estas aves soy fieles a su pareja.Cuando
    alguno de ellos muere,no continúan su viaje. Se quedan hasta morir.
    Un saludo Pedro.

    ResponderEliminar
  2. Qué este momento melancólico se convierta pronto en alegría, Pedro...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Y los rugosos espinazos permanecían en silencio, inmóviles, recordando cuando fueron árboles, con hojas y ramas cobijo de tantas criaturas...
    Preciosa foto, sugerentes palabras.
    Abrazo grande.

    ResponderEliminar